Seguro que en más de una ocasión has oído hablar de las siglas BYOD y CYOD. Estrategias de movilidad utilizadas por una gran multitud de empresas. Pero ¿cómo escoger la más adecuada?

Diferencias

Las siglas BYOD hacen referencia a la expresión inglesa “Bring your own device”, lo que se traduciría a “trae tu propio dispositivo”. Se trata de una tendencia en la que los empleados llevan sus propios dispositivos al trabajo teniendo acceso desde el mismo al correo, aplicaciones y archivos de su empresa.

Esto ayuda a aumentar la productividad y flexibilidad del empleado, que puede acceder en cualquier momento a la información corporativa que necesite. Sin embargo, el problema surge cuando se plantean temas de seguridad.

El mayor riesgo que supone el BYOD es la seguridad de la información corporativa, puesto que al tratarse de dispositivos personales, las empresas no pueden acceder al mismo ni rastrearlo en caso que este se perdiera, dando accesibilidad a sus documentos privados.

Por otra parte, existe la estrategia CYOD, que hace referencia a la expresión “Choose your own device” y que se traduciría como “Escoge tu propio dispositivo”, mediante la cual la empresa pone a disposición distintos dispositivos para el empleado que responden a sus diferentes necesidades en los que incluye acceso securizado hacia las distintas aplicaciones empresariales.

alt text

Entonces, ¿BYOD o CYOD?

Lo cierto es que es difícil responder a esta pregunta, puesto que depende de las necesidades de cada empresa y de las políticas que las mismas quieran llevar a cabo.

El BYOD promueva la flexibilidad y productividad al mismo tiempo que no supone ningún coste por parte de la empresa al tratarse de dispositivos personales. Sin embargo, conlleva algunos riesgos que pueden solucionarse con una buena política de privacidad detallada por el departamento de TI. Por su parte, el CYOD ofrece una mayor seguridad pero menor flexibilidad y un mayor coste al tener que soportar los costes de los dispositivos.

¿Cuál escoges?

Más info sobre Movilidad