Gran sabor de boca el que nos ha dejado la DotNetConference 2016 a los más de 1.700 desarrolladores que allí nos hemos dado cita y otros más de 5.000 que lo han hecho en streaming. Y es que los de Redmond están haciendo cada vez mejor las cosas. Buena prueba de ello ha sido la asistencia al evento de su CEO Satya Nadella, quien después de volver a entusiasmarnos con el sistema de realidad aumentada Hololens, tanto en el ámbito del hogar como en el ámbito empresarial, sentenció con una de las frases que han marcado la jornada: “tenéis la pasión y capacidad para cambiar el mundo, no hay mejor momento para ser desarrollador .NET”

La transformación digital ha pasado a ser una realidad, y las empresas tecnológicas tienen la oportunidad de participar de forma muy activa en una innovación necesaria para impulsar una nueva disrupción tecnológica. Todo a nuestro alrededor está conectado, y de manera invisible, se genera una cantidad ingente de información que gracias a la inteligencia artificial ofrece un gran abanico de posibilidades.

En su keynote inicial, José Bonnin, evangelista técnico de Microsoft y uno de los principales organizadores de este evento, hacía referencia a que estamos ante una era en la que el número de dispositivos superará con creces al número de humanos. Es la era de la movilidad, y la apuesta de Microsoft en este sentido sigue siendo la creación de aplicaciones universales gracias al uso desde Visual Studio de herramientas de desarrollo como Xamarin y MvvmCross que nos permiten compartir la mayor cantidad de código a la hora de desarrollar aplicaciones multiplataforma.

Azure ha sido sin duda uno de los principales protagonistas de este evento, todo ello gracias a las numerosas capacidades basadas en la nube que ofrece la plataforma. Así en las distintas sesiones a las que hemos asistido, hemos podido comprobar las ventajas que ofrece una arquitectura de microservicios en Azure frente a las arquitecturas monolíticas a las que estábamos acostumbrados, o cómo podemos aislar nuestras aplicaciones y optimizar la virtualización gracias al concepto de Docker.

Por último, el Internet de las Cosas (IoT) toma cada vez más forma y gracias a IoT Hub tenemos a nuestro alcance multitud de servicios middleware que podemos utilizar para la recogida, procesamiento y análisis de datos desde distintos dispositivos. Azure IoT, gracias a su capacidad de integrarse con otros servicios cloud de Microsoft – como Azure Machine Learning o Azure Stream Analytics -, y la facilidad que ofrece para conectar, provisionar y gestionar millones de dispositivos y mensajes, es sin duda una de las mejores apuestas de Microsoft en esta época.

Un gran número de raonencs hemos acudido a este evento donde hemos podido disfrutar de una agradable jornada tecnológica de la mano de Microsoft.

Enhorabuena!