Javier Menéndez, Director de Proyectos de Raona

¿Cómo definirías el Big Data?

Podríamos definir el Big Data como el conjunto de técnicas y tecnologías que se utilizan para gestionar cantidades ingentes de información.

Consideramos cantidades ingentes cuando los sistemas estándar empiezan a tener problemas para gestionar su propia información, lo cual ocurre cuando esta supera los 12 terabytes.

El Big Data analiza y estructura esta información con el fin de mejorar la productividad y la competitividad de las empresas, que obtienen un mayor grado de información de todos los datos y pueden tomar decisiones más eficaces.

Facebook, Twitter o Google son algunos de los grandes referentes en cuanto al uso del Big Data.

¿Qué beneficios aporta a la empresa?

  1. Integrar y relacionar información
    que hasta el día de hoy no se podría
    relacionar o implicaba un trabajo
    desorbitado.
  2. Romper con las
    limitaciones que pueden tenerse en
    la infraestructura de la empresa
    llevando procesos de cálculo y
    predicción hacia la nube.
  3. Adelantarse a los cambios simulando
    escenarios futuros o posibles en
    función de distintos parámetros.
  4. Aprovechar la información relevante
    y emplearla para una mejor toma de
    decisiones.

Algunos ejemplos son:
– Integrar información de ventas de negocio con las distintas jerarquías socioeconómicas de posibles clientes para poder establecer las distintas jerarquías a las que interesa impactar.
– Integrar los datos de criminalidad de un país con las distintas zonas del mismo para poder conocer las zonas con mayores y menores índices de crímenes.
– Combinar la temperatura futura con la fabricación de helados para poder prever qué época es la mejor para la venta de los mismos.

En definitiva, se trata de mezclar sistemas heterogéneos que a simple vista no tienen nada en común pero que juntos proporcionan datos beneficiosos para las empresas.

¿Cómo integra Raona el Big Data?

En Raona llevamos a cabo procesos de Business Intelligence gestionando, por ejemplo, campañas de marketing dependiendo de la situación geográfica de nuestros clientes.

Es decir, realizamos un estudio de nuestros seguidores en Linkedin y ajustamos nuestras campañas en función de la cantidad de usuarios que tengamos en las distintas zonas geográficas.

Una integración de Linkedin y CRM que, a simple vista requeriría un esfuerzo desmesurado sobre sistemas muy heterogéneos, pero que gracias al Big Data, podemos integrar con un objetivo común.

¿Cómo ves el futuro de esta tendencia?

A día de hoy tenemos muchos fabricantes de Big Data con tecnologías dispares que se encuentran en etapas tempranas de crecimiento.

En un futuro cercano esperamos una mayor interacción e integración entre los distintos componentes del Big Data, los sistemas ERP y sistemas en la nube.

Pese a ello, Gartner prevé que en menos de 5 años, el 80% de las empresas esté utilizando el Big Data para el procesamiento de su información.