Claudio Muñoz, Director de Proyectos de Raona

¿Podrías explicarnos qué entiendes por Enterprise Social?

Cada día incrementa el número de empresas que se conectan a las redes sociales para consumir y compartir información entre ellas y sus colaboradores más cercanos, ya sean clientes o trabajadores.

Las empresas son cada día más móviles y su lugar de trabajo se encuentra, en muchas ocasiones, fuera de la oficina con lo que, a través de su dispositivo móvil, acceden y consumen tanto su información personal como laboral.

Esto es posible gracias a la existencia en su empresa de una red social corporativa. Una red social que supone un canal común tanto para empleados como para clientes desde el que acceder a toda la información de la compañía independientemente del lugar y del dispositivo móvil y desde el que comunicarse y compartir ideas y documentos en tiempo real. Una opción que repercute positivamente en el desarrollo de su trabajo.

De igual manera, la red social corporativa permite conocer de primera mano las inquietudes e intereses de sus clientes y convertir ese conocimiento en una fuente de información para mejorar los procesos de negocio interno, mejorar la toma de decisiones y fidelizarlos.

En conclusión, aquellas empresas que estén permanentemente conectadas con las redes sociales, que sociabilicen sus sistemas de información y sus herramientas y que mantengan comunicación constante y fluida entre sus clientes y empleados independientemente del lugar o el dispositivo con el cual se conecten, serán Enterprise Social.

¿Cuáles son los beneficios de una empresa social?

Los beneficios de una Enterprise social son mucho mayores que las barreras psicológicas que puede provocar la palabra “Social” dentro de una compañía.

El primero y más importante es que, gracias a una red social corporativa, el conocimiento está compartido y distribuido. Se rompen las barreras de la información, se fomenta la transparencia y se organiza el conocimiento alrededor de estructuras colaborativas en vez de departamentales con lo que el acceso al conocimiento interno aumenta sobremanera.

A nivel de clientes, se mejoran los procesos de negocio y el feedback con los mismos, lo que nos permite conocerlos mucho mejor y personalizar más los servicios que ofrecemos a cada uno de ellos en base a sus necesidades.

Otro punto importante es que, gracias a la red social corporativa, ya no se tiene que ir a buscar la información sino que es esta la que llega.

Asimismo, al igual que en algunas redes sociales, en la Enterprise Social, somos nosotros los que decidimos qué información nos interesa recibir y consumir de todo lo que la compañía pone a nuestra disposición.

Por último, el tercer punto clave es que, a nivel de compañía, te permite localizar más rápidamente el talento oculto dentro de la misma gracias a las nuevas herramientas de trabajo, mucho más sociales y colaborativas, lo que también aumenta la productividad de los empleados y reduce los costes de comunicación.

¿Cómo aplican esta tendencia en Raona?

Desde hace ya varios años, nos dimos cuenta de que los silos de información bloqueaban el acceso al conocimiento interno. Para consumir la información de la compañía, siempre teníamos que acceder a los sistemas internos y siendo una empresa móvil, algunas veces esto podía ser un problema.

Comenzamos a estudiar el mercado y las redes sociales y nos dimos cuenta del potencial que tenían para poder comunicarnos y colaborar de manera más eficiente. Para ello, creamos Piupoint (mejor estrategia social corporativa 2012 en la Europeran Sharepoint conference ), que nos permitía conectar nuestros sistemas internos a las redes sociales más habituales (Facebook, Twitter, Linkedin, Instagram, Pinterest) y consumir la información corporativa (pública o privada) desde cualquier dispositivo mediante los propios clientes de las redes sociales.

Cosas como la comunicación interna , notificaciones de los sistemas internos (nominas, gastos, viajes, vacaciones, etc..), gestión de proyectos (status, avances, KPi’s) o nuestro CRM (oportunidades, Pipeline, indicadores), las consumimos desde las redes sociales y a través de nuestros dispositivos (de manera privada y securizada), lo que nos permite estar “online” en todo momento de lo que pasa en universo Raona.

Esto nos permite tener una visión abierta y transparente de nuestra compañía, tener un gran conocimiento de que está pasando y aprovecharlo para generar nuevas sinergias entre nuestros clientes y colaboradores.

¿Cómo ves el futuro de esta tendencia?

Desde Raona lo vemos como una tendencia clave en dos áreas principalmente: en el área corporativa ( en las intranets ) y en el área de movilidad.
Cada vez son más las empresas que buscan combinar las características de una intranet tradicional con las funcionalidades sociales, en busca de facilitar el trabajo a sus empleados y fomentar la colaboración, el conocimiento y la transparencia.

En cuanto a los dispositivos, van a jugar un papel importante en el futuro. Según Gartner, en 2014 el 90% de las organizaciones soportará aplicaciones corporativas en dispositivos móviles.

Los dispositivos móviles (tablets, smartphones) son cada día más potentes, con mayores prestaciones y con una perfecta integración con las redes sociales, las cuales mejoran, crecen, se reinventan y aportan nuevos servicios y soluciones.

Por todo ello, desde Raona consideramos que, en la medida de lo posible, todos los sistemas de información deben migrar hacia los dispositivos para que estos puedan ser consumidos y ayuden a las empresas a disponer de toda su información en un único lugar con el fin de ayudarles a mejorar en sus procesos de negocio y en la toma de decisiones.

El mundo profesional se está orientando hacia la colaboración y la compartición del conocimiento y el mundo tecnológico se está alineando 100% con ello.