Ya hace más de diez años que Jackob Nielsen acuñó el término “Web usability”. Usabilidad es uno de los atributos de la calidad de una aplicación, que evalúa lo fácil que es para un usuario interactuar con ella. Posteriormente, esta característica ha sido también conocida como “experiencia de usuario”.

Mejorar la experiencia de usuario nunca ha sido tan importante, si no imprescindible, como lo es ahora. El auge del uso de dispositivos móviles en el entorno empresarial como Tablets, Smartphones, Touch screens, Microsoft Surface, etc., lleva inevitablemente asociada la necesidad de crear aplicaciones más “usables”, orientadas al usuario.

El reducido tamaño de estos dispositivos y las nuevas interfaces táctiles, junto con el aumento de funcionalidades y opciones de muchas aplicaciones, plantean un gran reto en el diseño y desarrollo de software. La experiencia de usuario es sin duda uno de los factores críticos del éxito de una aplicación.
Todavía muchos responsables de desarrollo ven la inversión en “usabilidad” como un coste y esfuerzo añadido, cuando en realidad es todo lo contrario. La inversión en usabilidad es una de las más inteligentes y de mayor ROI en el desarrollo de cualquier aplicación.
Para Intranets y otras aplicaciones corporativas, el beneficio principal es el incremento de la productividad de los usuarios.
En este sentido, en un estudio elaborado por Raona entre sus clientes, destacamos las siguientes conclusiones:

  • Aumento de la eficacia. Incremento de un 52% de eficacia en tareas relativas a procesos estándar (por ejemplo, ver la ficha de un cliente, ver su volumen de ventas).
  • Reducción de errores. Un 39% menos de errores producidos durante la realización de tareas concretas. En ocasiones hasta un 47%.
  • Aumento de la eficiencia. Reducción entre un 22% y un 41% del tiempo necesario para completar una tarea, por ejemplo rellenar un pedido.
  • Incremento de la satisfacción. Incremento medio de un 24%, llegando a un máximo de un 90% en determinadas ocasiones.
  • Reducción de la curva de aprendizaje. Reducción de un 47% del tiempo de aprendizaje.

Cuando se trata de aplicaciones orientadas a usuarios externos como clientes, la usabilidad cobra todavía más importancia. Si una web es difícil de utilizar, el usuario simplemente la abandona. En aplicaciones de comercio electrónico se convierte en un factor de supervivencia. En estos casos, mejorar la experiencia de usuario puede llegar a incrementar el número de compradores en un 40% *User Interface Engineering.

Para conseguir los máximos resultados y optimizar el ROI, es imprescindible que la inversión en usabilidad se realice en la fase de diseño. Una vez empezada la fase de desarrollo, realizar cambios cuesta 10 veces más que realizarlos en la fase inicial de diseño del proyecto, y 100 veces más si el cambio se realiza una vez la aplicación ya está puesta en producción. Según nuestra experiencia, además de todos los beneficios nombrados anteriormente, invertir en usabilidad, reduce entre un 20% y 30% los costes de desarrollo de un proyecto.
Los factores más importantes a tener en cuenta a la hora de mejorar la experiencia de usuario de una aplicación son el diseño, la estructura de la información, la navegación y las búsquedas.

En Raona implementamos nuestra propia metodología de UX que tiene como pilares los siguientes principios:

  • Involucrar al cliente desde las fases iniciales del diseño. Esto permite alinear las expectativas y evitar sorpresas de última hora.
  • Trabajar con prototipos y wireframes que permitan al cliente hacerse una idea clara de cómo será la aplicación, realizando los cambios antes de empezar a desarrollar, ahorrando así costes y tiempo.

+ Información sobre User Experience