La capacidad de las corporaciones para aumentar su productividad ha aumentado exponencialmente en los últimos años. Permitir la flexibilidad y la descentralización laboral o monitorizar sus acciones se han convertido en uno de los puntos fuertes de la transformación digital. Según nuestra experiencia, queremos explicar cuáles son, para nosotros, los rasgos más destacables de utilizar software colaborativo.

La llegada de la transformación digital ha proporcionado diversas soluciones tecnológicas destinadas a la coordinación interna, a la delegación de responsabilidades, a la gestión de tareas o a la realización de reuniones y videoconferencias online y la contratación de trabajadores a distancia.

Mediante el uso de algunas herramientas web y aplicaciones móviles, las empresas pueden gestionar mejor sus tareas con un presupuesto menor, aumentando su eficiencia.

Las alternativas digitales más conocidas de colaboración empresarial son Microsoft Teams o Facebook Workplace. También son muy utilizados los gestores de tareas online como Trello o HipChat, Confluence o Bitbucket.

Gracias a estas aplicaciones y la colaboración en línea entre empleados, puede compartirse documentos, incentivar el trabajo remoto, festionar timmings o tener medios de comunicación corporativas inmediatos. Así pues, desde Raona destacamos 3 grandes beneficios.

 

Automatización de procesos.

Hay aplicaciones creadas y destinadas únicamente a la gestión de procesos automatizables, desde la elaboración de facturas o analítica web a una elaboración más compleja como la de un Business plan. En concreto las herramientas de software colaborativo para las empresas reducen procesos repetitivos y tediosos y aportan más tiempo de valor a los empleados para realizar sus tareas reales.

Admeás, la información se guarda en la nube sin necesidad de duplicar los procesos de almacenaje.

 

Mejor gestión del tiempo y flexibilidad.

El poder de este software radica en la capacidad que brinda a los usuarios para desempeñar mejor su trabajo, incluso para aprovechar mejor su tiempo libre. Organizar sus horarios u planificar citas o reuniones.

Algo que incide sobre la productividad y la motivación de la plantilla para una mejora administración del tiempo y mayor control sobre las tareas laborales.

 

Facilita la comunicación instantánea

La comunicación entre empleados se facilita y agiliza con herramientas como las comentadas más arriba en este artículo – Facebook Workplace, Hipchat, Slack o Workplace – mediante la incorporación de éstos en sus smartphones que provoca que el usuario no tenga que estar mirando constantemente los canales, si no que le proporciona un canal de alertas automático.