El aumento de smartphones y tablets comporta una mayor diversidad de formatos de pantalla y de experiencias de usuario y esa es una realidad que no podemos obviar a la hora de diseñar nuestra página web corporativa.

Una web con la que debemos conseguir que cada uno de nuestros usuario tenga una buena experiencia de uso tanto si se conecta desde un Smartphone, un Tablet o un PC pero ¿cómo hacerlo?

Existen dos opciones principales.

  • Enfoque Tradicional. Se trata de hacer dos webs, una para PC y otra para móvil. Esta opción sólo la recomendamos en el caso de que se deba hacer un uso intensivo de características propias del móvil como el GPS, la cámara, o llamadas.

alt text

  • Web Responsive. El Responsive Web Design consiste en que la web se adapte al navegador y resolución del dispositivo en el que será visualizada.

alt text

Beneficios del Responsive Web Design

Reducción de costes, puesto que tan solo es necesario un desarrollo.

Eficiencia en la actualización. El sitio solo se debe actualizar una vez y se ve reflejada en todas las plataformas.

Mejora la usabilidad y conversión. Al disponer de una diseño en el que se aprovecha toda la pantalla cuidando cada detalle de la experiencia de usuario, se aumenta la conversión del visitante.

Asimismo, no hace falta ninguna redirección para que los usuarios tengan una visión optimizada del contenido, lo que reduce el tiempo de carga de la página.

Optimización en los motores de búsqueda. Utilizar una única URL facilita a los usuarios interactuar, compartir y enlazar con tu contenido, que será más fácil de indexar por parte de los buscadores.