“Con un diseño increíble, más flexible y hecho a tu medida. Y muy pero que muy rápido.”

Así se presenta Windows 8 en su Web. Pasado algo más de dos meses desde que saliera a la venta y unos días menos desde que empecé a usarlo, podría comentar las sensaciones que me ha aportado, siempre bajo mi humilde mirada. Pero ahora lo que me lleva a comentar son las ventajas que aporta a nivel empresarial, tanto a pequeñas y medianas empresas, como a las de mayor tamaño.

Toda compañía o agrupación empresarial busca unos beneficios, y por supuesto esos beneficios se consiguen entre otras cosas aumentando la productividad de sus empleados. ¿Cómo conseguirlo? Pues en Microsoft se han “puesto las pilas” y ofrecen una serie de razones (funciones y herramientas) por las que el cambio a la versión de “las baldosas” consigue que se aumente dicha productividad.

  • Notificaciones en la pantalla de inicio. Los anuncios más relevantes aparecen en mosaicos de la pantalla de inicio, lo cual hace que el usuario, en un vistazo tenga toda la información más notable.
  • Productividad Móvil. Gracias a una robusta conectividad, los usuarios pueden acceder de manera segura a las aplicaciones que ellos necesitan. Con la herramienta Windows To Go creamos una imagen funcional de Windows 8, con incluso todas sus aplicaciones, en una memoria USB. Ésto permite acceder al entorno de trabajo desde cualquier PC de una manera segura.

    alt text

  • Seguridad. La seguridad es lo que más puede preocupar a ciertas empresas. Por eso, con la función Secure Boot (ofrecida ya por otros sistemas operativos anteriormente) se aumenta la seguridad. Al cargarse el antimalware en el arranque, se evita que un virus pueda tomar el control del equipo. Además se le une la herramienta AppLocker, que gestiona los programas que tienen acceso los empleados o los tipos de archivos sobre los que tienen privilegios.

  • Internet Explorer 10
    Los usuarios pueden trabajar sin usar plug-in’s que comanden funciones de nuestro equipo o accedan a información relevante y privada. Además, Internet Explorer 10 soporta nuevas tecnologías como HTML 5, CSS3, aportando la posibilidad de desarrollar aplicaciones Web más robustas.

  • Aplicaciones de negocio y desarrollo.
    Windows 8 ofrece un nuevo e innovador interfaz, Windows 8 style, antes llamado Metro. Nos permite alojar en una línea todos los programas utilizados en la empresa. Los desarrolladores pueden crear aplicaciones de Windows 8 que sean críticas para su negocio y además mantener el control sobre el despliegue y acceso a estas aplicaciones. Asimismo, pueden cargarlas en sus dominios sin pasar por la Windows Store. Una aplicación puede permanecer dentro del firewall de la empresa y gestionarse de forma centralizada, actualizada y distribuida.
  • Direct Access. Volvemos a ver un ejemplo de productividad móvil. Esta aplicación crea una red privada virtual de forma rápida y simple. Los colaboradores pueden utilizarla para acceder a herramientas corporativas cerradas, como aplicaciones de negocios o recursos de la intranet, sin utilizar conexiones adicionales y con altas medidas de seguridad.

alt text