Ahora en SharePoint 2013 disponemos de flujos de trabajo más potentes, más manejables, y con muchas más funciones disponibles para adaptarlos a todo tipo de lógicas de negocio.
Mediante SharePoint Designer 2013 podremos definir nuestros flujos de trabajo mediante diagramas visuales, lo que nos permitirá implementarlos más fácilmente.

Técnicamente tenemos un conjunto de mejoras en esta nueva versión, que la hacen más útil y versátil, pero también se siguen soportando los flujos de Sharepoint 2010.

Una de las mejoras más importantes es que los nuevos flujos de trabajo de Sharepoint ahora se almacenan y ejecutan sobre Windows Azure (la plataforma online de servicios en la nube o cloud computing), denominándose Windows Azure WorkFlow, lo que proporciona una escalabilidad increíblemente elástica y una mayor fiabilidad al liberar de sobrecarga a nuestros servidores.

Si se requieren flujos de trabajo más complejos, podemos recurrir a desarrollos a medida mediante el nuevo entorno de desarrollo Visual Studio 2012.
También es posible recurrir a una solución más rápida y práctica con el renovado Nintex WorkFlow Platform Preview, que ahora emplea el nuevo estándar HTML5 para mejorar la experiencia de usuario y se integra con Office 365 mediante el nuevo modelo de Apps para Sharepoint 2013.

alt text

Sharepoint 2013 nos trae por lo tanto un nuevo concepto de flujos de trabajo mucho más potente, que nos permitirá agilizar más aún los procesos relacionados con nuestras tareas o actividades de negocio.

Si quieres más información sobre SharePoint 2013 y su modelo de apps, puedes bajarte nuestro whitepaper 2013 Social Intranets.

+ Información sobre Workflows